Durante una fiesta salió de la piscina para hacer karaoke y murió electrocutado al agarrar el micrófono


Una celebración terminó en tragedia en Argentina, luego de que un hombre murió electrocutado mientras festejaba un cumpleaños familiar.

El trágico hecho ocurrió la noche de este viernes en una vivienda ubicada en la calle 11 con Quinto Pasaje, en el complejo del barrio de Almirante Brown, en Santiago del Estero.

La muerte del hombre, identificado como Raúl Olivera, de 41 años; se produjo cuando salió de la piscina con la intención de hacer karaoke. No obstante, recibió una descarga eléctrica fatal al tomar el micrófono, según reseñó el medio TN.

LEA TAMBIÉN: EL PERTURBADOR VIDEO DEL DALÁI LAMA BESANDO A UN NIÑO EN LA BOCA QUE ENCENDIÓ LA POLÉMICA

Olivera murió en el acto tras recibir la descarga, debido a un fallo del equipo y que el hombre estaba completamente mojado tras salir del agua.

El trágico hecho conmocionó a todo el complejo habitacional, quienes no podían creer la mala suerte de la víctima.

Lo más recomendable al salir de una piscina es secarse por completo y más antes de tener contacto con cualquier artefacto eléctrico.

OTRA MUERTE POR ELECTROCUCIÓN

El pasado 27 de febrero un joven murió electrocutado tras querer ir a recuperar una pelota que se le había caído en la casa de un vecino. Este otro trágico hecho ocurrió en Neuquén.

Desgraciadamente, el adolescente de 15 años tocó unos cables que le dieron una fuerte descarga que lo dejó sin vida.

El triste suceso ocurrió cuando la víctima estaba jugando al fútbol con un grupo de amigos en las calles del barrio 50 Viviendas, en la ciudad de Zapala. La pelota se les fue por encima de la medianera de una vivienda lindera.

El joven, llamado José María Álvarez, tocó unos cables mientras trepaba la pared para recuperarlo y recibió el choque eléctrico que acabó con su vida.

Pese a que los médicos intentaron reanimarlo, pocos minutos después confirmaron su muerte.

Según informó el portal LMNeuquén, la casa donde cayó la pelota estaba cerrada con candado y no había nadie, por lo que el joven habría saltado en búsqueda de su pelota.



Source link