esta es la estrategia que utiliza el Gobierno para imponer sus narrativas


La conclusión de seis meses de trabajo periodístico de la Coalición Informativa contra la Desinformación (C-Informa) es clara. En Venezuela se genera un proceso de desinformación articulado para posicionar narrativas que desea posicionar un actor principal: el oficialismo. Con distintas temáticas, desde distintas plataformas, de forma evidente o muchas veces oculta, las campañas desinformativas del Gobierno se han convertido en un brazo más del aparato comunicacional chavista, que intenta imponer sus narrativas en medio de un contexto nacional en el que los medios independientes escasean.

Con más de 30 productos comunicacionales publicados en cinco meses, C-Informa detectó desinformación en materia política, económica, social y ambiental. Se encontró que en toda una gama de temas, el Gobierno articula un discurso algunas veces impulsado de forma directa por sus actores, y muchas veces replicado o creado desde cuentas en redes sociales que responden a intereses específicos.

Alex Saab: ¿cómo se construye la imagen de un santo?

Alex Saab pasó de ser un empresario cuyas acusaciones internacionales eran ignoradas por el gobierno venezolano en 2020, a una personalidad pública defendida con toda la fuerza del Estado en 2022. Su metamorfosis mediática es producto de una extensa operación de influencia cuya historia fue reconstruida con el uso de rastros digitales a través de C-Informa.

La difusión de noticias falseadas, el impulso de tendencias no auténticas en redes sociales y la activación de redes de cuentas falsas fueron instrumentos útiles para simular un apoyo popular generalizado a Alex Saab que realmente no tiene.

La campaña en medios digitales y redes sociales no fue suficiente y los obligó a volver a prácticas de marketing guerrilla, pintando graffitis en paredes en Caracas, fabricando miles de franelas idénticas con el rostro de Saab y proyectando la etiqueta #FreeAlexSaab en las paredes de importantes edificios en Estados Unidos e Inglaterra.

Evidencias digitales permitieron, al equipo de C-Informa, trazar conexiones entre los mensajes a favor de Saab dejados en medios, redes y paredes y la planificación de la operación de influencia por parte del Estado venezolano.

Pero el apoyo de Saab no quedó allí, C-Informa también reportó el posicionamiento de la tendencia en Twitter a favor de la polémica postulación al premio Nobel de la Paz de este empresario encarcelado en EEUU.

La etiqueta #AlexNobelDeLaPaz fue posicionada el 6 de febrero por voceros del movimiento #FreeAlexSaab y amplificada por la cuenta del MIPPCI, impulsando esta tendencia de forma inorgánica.

Las protestas de maestros se diseminan en Twitter

En el último año la movilización en las calles de Venezuela volvió a surgir de las mano de la lucha impulsada por los maestros por unas mejores reivindicaciones salariales. Esto activo procesos de desinformación en las tropas chavistas que de forma coordinada respondieron a órdenes para desviar la atención.

Desde C-Informa se logró descubrir cómo la maquinaria comunicacional del Gobierno de Maduro contaminó la conversación digital con el fin de opacar la protesta del gremio docente y trabajadores públicos; desinformando y mintiendo sobre la realidad de los trabajadores en el país, alejando la posibilidad de que algún miembro del Estado dé respuesta a los justos reclamos de los manifestantes.

La investigación consistió en analizar tendencias, mensajes, usuarios y etiquetas que destacaron en Twitter durante dos períodos: el primero desde enero hasta diciembre de 2022; y el segundo desde el primero hasta el 24 de enero de 2023, un día después de que en toda Venezuela se realizara una movilización de docentes, empleados de la salud y otros trabajadores del sector público en defensa de sus reivindicaciones laborales.

Según lo encontrado por esta organización, en 2022 el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MIPPCI) promovió más de 450 tendencias que estaban compuestas por mensajes (80% aproximadamente) realizados por cuentas que actúan irregularmente; es decir, generadas y amplificadas por posibles cuentas automatizadas, bots o coordinadas de forma inauténtica, conocidas como “tropas tuiteras”, mientras que la sociedad civil en protesta digital impuso 105 tendencias, pero más del 70% de los tuits fueron publicados por usuarios reales o con comportamiento auténtico.

¿Un gobierno ambientalista? La imagen que Maduro quiso imponer en la COP27

C-Informa estudió la narrativa que promovió el chavismo en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27). Según el discurso de Maduro, el capitalismo es el único culpable de la crisis ambiental, la Amazonía es un territorio vulnerable afectado por los intereses del capitalismo y Venezuela es un país víctima y no promotor de la contaminación. Sobre esto los expertos no solo se rieron, sino que se alarmaron.

En el discursode casi 19 minutosque ofreció Nicolás Maduro el 8 de noviembre de 2022 en la COP27 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se realizó en Sharm El Sheikh, Egipto) el dirigente chavista señaló la urgencia de crear el “Fondo de Financiamiento de Pérdidas y Daños Climáticos”, que describió como un proyecto “del que venimos hablando hace unos años en Cumbres anteriores”. Entonces no habló de deforestación.

Ante esto, Pedro García Montero, experto ambiental y miembro del Grupo Orinoco, aseguró que se hizo este llamado mundial para defender la Amazonía «cuando nosotros mismos estamos promocionando su destrucción con una actividad tan agresiva como es la minería».

Pero el discurso no solo se dio en Egipto, sino que se trasladó a Twitter. Los datos reportados por Probox y Cazadores de Fake News muestran los llamados tuiteros de la patria lograron dominar la conversación en la etiqueta mundial COP27.

El 23% de los retuits a la etiqueta COP27 se hicieron a cuentas vinculadas al chavismo. Los retuits fueron a las cuentas @nicolasmaduro @VTVcanal8 @mippcivzla y @presidencialven.

La economía: otra víctima de la desinformación

El tema económico en Venezuela no es solo de interés nacional, sino que es considerado desde hace años como su principal problema. Con una crisis económica que redujo la producción del país en 80% en un periodo de nueve años y una hiperinflación que debilitó la moneda nacional y pulverizó lo salarios, la narrativa del Gobierno en los últimos años sobre este tema se ha centrado en dos corrientes: la culpa es de las sanciones y la economía está mejorando.

Desde C-Informa estudiamos esta narrativa en varios trabajos en lo que se reveló cómo se intenta o culpar a alguien externo de lo que sucede o hacer creer que las cosas están mejor en áreas específicas cuando no es así.

Uno de los trabajos publicados detectó como el Gobierno intenta generar una matriz de opinión acerca de la reactivación del financiamiento bancario en un sector paralizado por muchos años.

Desde el trabajo «Créditos bancarios en Venezuela: ¿revive el financiamiento o es un espejismo más?» se empezó a detectar cómo mientras el Gobierno de Maduro generó un discurso en el que hace parecer que los emprendedores en Venezuela empezarán a recibir créditos de la banca, los números del sector muestran un panorama completamente distinto en el que el país continúa con el mayor encaje legal del mundo, y con un sistema financiero comprimido.

Culpar a otros de los problemas económicos también ha sido una constante. En diciembre del 2022, el aumento de casi 30% del precio del dólar despertó en muchos venezolanos el temor de volver a vivir lo que parecía estarse superando: inflación, recesión, incertidumbre. Ante esto el Gobierno de Maduro señaló al dólar paralelo como un «dólar criminal». En el trabajo «Dólar criminal»: lo que dice Maduro sobre el aumento del dólar y lo que realmente pasa» se establecen los parámetros para entender el discurso desinformador del Gobierno y establecer las verdaderas causas de la escalada del tipo de cambio.

Sin embargo, la desinformación en materia económica fue más allá de los señalamientos de voceros públicos. En el reportaje sobre la Fábrica de Desinformación chavista en Instagram, se reveló que desde falsos noticieros en la red social también se impulsaban algunas narrativas económicas con contenido falso que señalaban a las sanciones como culpables y por otro lado establecían que Venezuela estaba mejor.

Falsos noticieros: una estrategia desinformativa vinculada al chavismo

En C-Informa no solo se investigaron los temas desinformativos, sino el modelo en el que operan. Se detectaron varias vías de desinformación articulada, entre ellas destaca la creación de noticieros falsos a través de portales webs y también en cuentas de Instagram.

Respecto a la red social Instagram, el trabajo «Una mega operación: así funciona la Fábrica de Desinformación chavista en Instagram», demuestra como una red de noticieros anónimos en Instagram con contenido dirigido a lectores de oposición ha sido origen recurrente de desinformación desde 2019 y sigue funcionando en 2023. Esta red de cuentas suele difundir contenido que refuerza las narrativas del gobierno de Nicolás Maduro, resaltando sus supuestos logros, intentando desincentivar la migración, deslegitimar a actores críticos y profundizar las grietas existentes y la división entre los distintos grupos de la oposición venezolana

Algunos de los contenidos de estas cuentas se han hecho virales y han sido reseñados en la televisión pública venezolana y hay evidencias de coordinación entre el grupo de falsos noticieros en Instagram y otras redes de desinformación activas en Twitter y YouTube.

Pero no solo las noticias falsas viajan por Instagram, C-Informa también investigó un enjambre de portales pseudo-informativos, que algunas veces se presentan como noticiosos, de análisis u opinión, que se coordinan entre sí para amplificar su alcance.

Esta red viaja desde Sudáfrica, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos hasta Latinoamérica pasando por Venezuela como hub de conexión e implica un sistemático compartir de contenidos de interés a otros gobiernos aliados como Rusia, Cuba o Nicaragua, así como contenidos “alternativos” que va desde desinformación científica antivacunas hasta ataques a la oposición venezolana.

La red de medios que se identificó en el trabajo «Portales de la mentira: cómo es el enjambre internacional de “medios independientes” al servicio de las narrativas chavistas» se encarga de republicar teorías de conspiración, bulos y desinformación sobre la guerra de Ucrania, la pandemia del coronavirus y la situación económica y política de Venezuela.

Con mensajes claros y una estrategia articulada en redes sociales (Twitter, Instagram y YouTube), y en portales que actúan como pseudonoticieros, el oficialismo venezolano sigue intentando imponer sus narrativas para crear matrices de opinión a su favor del Gobierno de Maduro y en contra de quienes lo adversan.

Este trabajo forma parte de las entregas de la Coalición Informativa “C-Informa”, equipo periodístico venezolano que tiene como objetivo hacerle frente a la desinformación y está integrado por MedianálisisEfecto CocuyoEl EstímuloCazadores de Fake News y Probox con el soporte del Consorcio para Apoyar el Periodismo Independiente en la Región (CAPIR) y la asesoría de Chequeado de Argentina y DataCrítica de México.



Source link