El Conejo, criminal más buscado en Venezuela, cae liquidado en Sucre


Carlos Enrique Gómez Rodríguez, conocido con el alias de El Conejo, era jefe de una banda de crimen organizado que operaba desde hace algunos años desde la población de Tejerías, en los límites entre el estado Miranda y Aragua, a unos 50 kilómetros de Caracas.

Fue liquidado durante un despliegue de la Policía Nacional Bolivariana, la Guardia Nacional, el CICPC (policía científica) policial y militar en el estado Sucre, donde además apresaron a 36 personas.

La acción policial en búsqueda del resto «del grupo estructurado de delincuencia organizada», como llaman a la banda de delincuentes, continúa en los estados Aragua, Carabobo y Sucre, «para garantizar la paz y la tranquilidad del pueblo venezolano», según las autoridades militares.

Durante la «intervención legal» como llama el ministro Ceballos al operativo armado, la célula criminal de El Conejo se enfrentó a los funcionarios.

En esta operación se incautaron 16 armas de fuego, 3.366 cartuchos, 41 radios portátiles, un telescopio, siete granadas, nueve vehículos, 14 motos; y fueron aprehendidas 36 personas, dijo el ministro.

Gómez Rodríguez cayó abatido por cuerpos de seguridad del Estado en Irapa, estado Sucre (oriente), una semana después de iniciado un operativo de largo alcance contra funcionarios del gobierno en varios niveles de la administración pública.

Entre los alcanzados por esa campaña antimafia está el alcalde de Tejerías, Pedro Hernández, que según el gobierno, tenía estrechos nexos con El Conejo.