Barcelona se llevó un infartante clásico ante el Madrid


El FC Barcelona consiguió un gol agónico en el minuto 92 para derrotar 2 a 1 al Real Madrid y llevarse un clásico de infarto, que lo deja en la cima con una ventaja de 12 puntos. Por lo que LaLiga luce prácticamente sentenciada.

Dicha renta luce insalvable a falta de 12 jornadas, en las que los catalanes estarán enfocados luego de estar fuera de Europa. Todo lo contrario el Madrid que buscará su decimoquinta Copa de Europa, tras avanzar a los cuartos de final de la Champions League, donde enfrentarán al Chelsea.

EL MADRID INICIÓ MANDANDO

Un Madrid urgido de la victoria salió con todo al Spotify Camp Nou. Tras varios ataques una internada de Vinicius al área terminó con un tiro raso que impactó en Araujo y entró en la meta de Ter Stegen. Corría el minuto nueve del primer tiempo.

Los azulgranas, con Sergi Roberto como interior, se apagaron después de poner a prueba a Courtois en dos remates de gol, un disparo duro de Lewandowski y un cabezazo próximo de Raphinha, muy claro. Pero mejor estuvo el meta belga.

LEA MÁS: SE ACABÓ EL SUEÑO | VENEZUELA SE DESPIDIÓ DEL CLÁSICO MUNDIAL TRAS CAER ANTE EEUU

Los madridistas interpretaron la ventaja con veteranía, moviendo la pelota con buen pie, especialmente por medio de Kroos y Modric. Subieron incluso las líneas de presión, empujados por el dinamismo de Camavinga en el eje.

Pero el Barça encontró en Raphinha su solución para regresar al partido. El brasileño encaró una y otra vez a Nacho, exigido de nuevo ante el mejor rival.

Cristalizó finalmente en una incursión de Araujo que no persiguió Vinicius, pivotó De Jong, remató Raphinha, despejó Militao y Sergi Roberto, con el interior, colocó junto al poste. Así cayó el empate el final del primer tiempo.

GOL ANULADO A ASENSIO

En el minuto 81, Marco Asensio anotó lo que podría haber significado el gol de la victoria, pero el VAR terminó anulándolo por un casi imperceptible fuera de juego.

Luego en la fracción 92 fue el marfileño Franck Kessié quien anotaría el gol del desequilibrio, que vale una liga para el Barcelona, la cual podría servir de bálsamo para el escándalo extradeportivo del club, señalado de pagar «asesorías» a unos árbitros.

Es importante destacar que los grandes rivales de España volverán a verse las caras en Barcelona el próximo 5 de abril en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey, luego de que el partido de ida quedara con empate a cero goles.



Source link