«Todo en todas partes al mismo tiempo» llega a los Óscar como favorita


«Todo en todas partes al mismo tiempo», una alocada producción de ciencia ficción que junta universos, juguetes sexuales y dedos de salchicha, llega este domingo a la gala de los Óscar como favorita para llevarse el premio a mejor película.

Los organizadores de la Academia esperan que la audiencia siga la gala para ver si esta cinta que ha recaudado 100 millones de dólares en taquilla consigue la codiciada estatuilla, y también para poner punto y final a la infame bofetada de Will Smith que opacó la gala el año pasado.

«Todo en todas partes al mismo tiempo», sobre una inmigrante china dueña de una lavandería que batalla con una villana interdimensional, que resulta ser su propia hija, lidera la noche de Hollywood con once nominaciones.

La película y su elenco, mayoritariamente asiáticos, ha arrasado en casi todas los premios de esta temporada en Hollywood.

«Es un grupo de gente muy agradable por quienes es imposible no alegrarse», dijo Scott Feinberg, columnista de la publicación especializada Hollywood Reporter.

Se espera que la cinta domine la noche de los Óscar, pero puede enfrentar dificultades por la estatuilla a la mejor película, ya que los miembros de la Academia que deciden la ganadora votan todas las nominadas de mejor a peor.

Un votante que pidió mantenerse en el anonimato dijo que algunos de sus compañeros de la Academia, especialmente los más viejos, están «más divididos» en torno a la cinta.

«Es atrevida y única, pero no es una película tradicional (…) podría quedar bien abajo en las listas de muchos».

Pueden beneficiarse de esto «Sin novedad en el frente», la película en alemán de Netflix sobre la Primera Guerra Mundial que dominó los premios británicos BAFTA, y «Top Gun: Maverick», la aclamada secuela del clásico protagonizado por Tom Cruise.

«Fue una película que trajo al público de vuelta al cine», dijo el miembro de la Academia.

Empates reñidos

Por otro lado, la competencia en las categorías de actuación está bastante apretada.

«No consigo recordar un año, al menos desde que me dedico a esto esto, en que tres de las cuatro categorías de actuación estuviesen empatadas», dijo Feinberg.

Para mejor actriz, Cate Blanchett («Tár») es la gran favorita, pero «Todo en todas partes al mismo tiempo» podría impulsar a Michelle Yeoh y convertirla en la primera asiática en vencer en esta categoría.

El premio al mejor actor se definirá entre Austin Butler («Elvis»), Brendan Fraser («La ballena») y Colin Farrell («Los espíritus de la isla»).

La estatuilla a mejor actriz de reparto parece estar entre Angela Bassett, primera estrella de superhéroes de Marvel en ser nominada por «Pantera Negra: Wakanda por siempre», Jamie Lee Curtis, por «Todo en todas partes al mismo tiempo» y Kerry Condon, por «Los espíritus de la isla».

Pero la categoría al mejor actor de reparto parece estar resuelta con Ke Huy Quan. La exestrella infantil de «Indiana Jones y el templo de la perdición», ganó todos los premios a mejor actor de reparto de la temporada, lo que parece ser el prefacio de un fantástico regreso.

Apuesta latina

Aunque la competencia es difícil, la cubana Ana de Armas, nominada por su elogiada actuación como Marilyn Monroe en la biográfica «Rubia», podría convertirse en la primera latina en ganar un premio de la Academia a la mejor actriz.

El cine latinoamericano regresa además a disputar la mejor película internacional, luego de unos años de ausencia, con «Argentina, 1985», la ventana al histórico juicio a las juntas militares tras la dictadura que controló el país entre 1976 y 1983.

Dirigida por Santiago Mitre, y protagonizada por Ricardo Darín y Peter Lanzani, la cinta puede conceder la tercera estatuilla para Argentina, país que se llevó este galardón en 1986 y 2010 con producciones que también hablan de los años del terror militar.

El director mexicano Guillermo del Toro, quien ya acumula dos Óscar en casa, tiene chances de aumentar la colección con «Pinocho de Guillermo del Toro», nominada a la mejor película animada.

El cineasta mexicano Alfonso Cuarón, con cuatro estatuillas por «Roma» y «Gravedad», compite por el mejor cortometraje actuado con «Le pupille», de la cual es uno de los productores.

La bofetada

Sobre la ceremonia de esta edición flota el fantasma de la bofetada que Will Smith le propinó a Chris Rock en el escenario el año pasado después de que el cómico hiciera un chiste sobre la pérdida de cabello de la esposa del actor.

«Lo vamos a reconocer, y luego vamos a pasar a otra cosa», dijo la productora ejecutiva de los Óscar, Molly McNearney, a los medios esta semana.

La Academia vetó la participación de Smith en la gala durante diez años, por lo que no cumplir con la tradición de presentar este domingo el premio a la mejor actriz.

Por primera vez, un «equipo de crisis» estará tras bastidores para responder en caso de que ocurra algo fuera del guión, y su objetivo, así como el del conductor, Jimmy Kimmel, es «mantener la ceremonia entretenida».

Si la gente se quedará frente a la pantalla es otra cuestión.

En parte gracias a «la bofetada», los índices de audiencia mejoraron el año pasado luego de caídas récord, pero están lejos de la época dorada.

Los organizadores esperan que las nominaciones de películas taquilleras como «Top Gun: Maverick» y «Avatar: El camino del agua» atraigan espectadores de vuelta.



Source link