protestaron con jornada de banderazo tricolor por la dignidad salarial



Docentes incansables en Guárico: protestaron con jornada de banderazo tricolor por la dignidad salarial

 

Más de 40 días en la calle cumplieron este lunes 6 de marzo los docentes venezolanos. En distintos municipios del estado Guárico se llevó a cabo una nueva jornada de protesta magisterial denominada “banderazo tricolor”, para continuar los reclamos por un salario digno.

Corresponsalía lapatilla.com

En la población rural de Las Mercedes del Llano, decenas de maestros marcharon por la extensión de la avenida Bolívar, alzando sus banderas de Venezuela y gritando consignas en exigencia de la firma de un contrato colectivo que otorgue las reivindicaciones salariales.

Fiorella Torres, educadora de Las Mercedes, resaltó que se mantendrán en protesta hasta que la administración de Nicolás Maduro cumpla con el artículo 91 de la Constitución Nacional, que establece un sueldo suficiente para cubrir la canasta básica y brindar mejor calidad de vida al trabajador venezolano.

“Para nosotros no ha sido fácil. Esto lo hacemos por la dignidad de todo el gremio educativo. Por esta razón, seguiremos en asambleas permanentes, trabajando arduamente hasta lograr nuestros objetivos”, enfatizó Torres.

Por su parte, la maestra Rina Marrero explicó que durante la manifestación, los docentes cargaron con orgullo el estandarte de Venezuela, como una muestra simbólica del heroísmo de los educadores venezolanos, que aún persisten en la lucha por sus reivindicaciones socioeconómicas.

Mientras tanto, en la capital del estado Guárico, San Juan de los Morros, los maestros también se concentraron este lunes frente a la sede regional de Zona Educativa, con banderas tricolor, pancartas, silbatos y cacerolas, coreando consignas en reclamo de sus derechos laborales.

En Altagracia de Orituco, Calabozo, Valle de la Pascua, Zaraza y otras parroquias de la entidad guariqueña, los docentes continúan en asamblea permanente por la dignificación salarial.

Con información de María Gabriela Romero.





Source link