respondemos todas las peguntas que deja el exitazo de Netflix


«Unlocked» llegó a Netflix para que todas nuestras paranoias se desataran si se nos pierde el celular. Traducida al español como «Identidad desbloqueada», la película de Corea del Sur significa el debut detrás de las cámaras del actor de «Península«, Kim Tae-joon. Y la verdad es que no lo hace mal. A pesar de que algunas decisiones de los personajes, sobre todo de los policías, parecen absurdas, la producción genera mucha angustia en el espectador y deseos de saber cómo termina este thriller.

Como se puede ver en el tráiler, la trama de «Unlocked» es bien sencilla: una joven pierde su móvil después de una noche de fiesta y un delincuente y probable asesino se aprovecha para instalarle un software espía. A partir de allí, la vida de Lee Na Mi (Woo-hee Chun) se convierte en una pesadilla.

Ahora bien, si ya viste la cinta, es probable que tengas muchas preguntas, pues varias decisiones y giros argumentales podrían haber pasado desapercibidos. Vamos a responder esas interrogantes en las siguientes líneas. Advertimos, por lo tanto que vienen spoilers.

¿Cómo interviene Oh Jun Yeong el celular de Lee Na Mi?

Oh Jun Yeong (Si-wan Yim) es quien recoge el celular que Lee Na Mi ha dejado en el autobús. Es él quien responde la llamada de la joven, usando respuestas preconcebidas, con un tono femenino. En principio dice que dejará el aparato en el restaurante del padre de la protagonista, pero luego avisa que lo dejará en un taller para que lo reparen, con los gastos pagos, debido a que supuestamente se le cayó cuando iba camino a devolverlo.

Así que Jun Yeong es quien pone un spyware en el teléfono de la chica y es quien le entrega el celular a Lee Na Mi, solo que ella no repara en él en ese momento, pues cree que es un empleado que solo se dedica a reparar móviles.

¿Por qué los amigos de Lee Na Mi reciben mensajes ofensivos?

Oh Jun Yeong tiene firme intenciones de acosar a Lee Na Mi y luego, asesinarla. Algo que ya ha hecho con otras víctimas. Para eso tiene un plan que sigue paso a paso. Uno de ellos es aislar a la joven de su padre, amigos y trabajo. Por eso usa un spyware para elaborar mensajes que la comprometen en su vida laboral, lo que a la larga hará que la despidan del emprendimiento de comidas.

Posteriormente, Jun-yeong consigue que Lee Na Mi se separe de su mejor amiga, Jeong Eun Joo (Kim Ye-Won). Debido a que la protagonista no tiene cómo sospechar de su torturador, ella inculpa a su compañera de aventuras.

¿Oh Jun Yeong es el hijo de Woo Ji Man?

En determinado momento de la trama, vemos que entra en acción el detective Woo Ji Man (Kim Hee-won). Él tiene un interés especial en el caso porque cree que Oh Jun Yeong es su hijo, que se fue de casa hace siete años y tiene conversaciones solo con la madre.

En otras palabras, el policía sospecha que el asesino en serie es su hijo. Las razones son varias: los cadáveres aparecen en una misma zona que frecuentaba su hijo y con un ingrediente de comida característico de él. Para confirmar sus sospechas, le arrebata el celular a su esposa y descubre que ella ha mantenido conversaciones con Oh Jun Yeong.

En este contexto y luego de varios encuentros, Woo Ji Man y Lee Na Mi elaboran un plan para detener a Oh Jun Yeong. Este plan incluye la advertencia: la autoridad y la joven solo se comunicarán con llamadas, nunca con «mensaje de texto». Esta idea derivará en la detención del criminal y en el descubrimiento de una noticia dolorosa para el policía: Oh Jun Yeon no es su hijo.

¿Qué pasó con el verdadero Oh Jun Yeon?

Como decíamos en el párrafo anterior, Lee Na Mi es demasiado astuta y advierte que de alguna manera podría ser víctima de Oh Jun Yeon. Y así sucede. Pero el asesino en serie comete un error: le pide que envíe un texto a la policía diciendo que todo está bien. Sin embargo, en una escena que nos muestran en el final, se ve que la joven le entrega un papel a las autoridades advirtiendo que solo se comunicará con ellos con llamadas.

Al recibir el mensaje de texto, los policías sospechan que algo anda mal. Entran en la casa donde están reducidos Lee Na Mi y su padre. Al liberarlos y detener al delincuente, Woo Ji Man descubre que hay varios teléfonos en el suelo, en uno de ellos se puede ver como protector de pantalla la imagen del verdadero Oh Jun Yeon y también un mensaje: «¿Debo vivir como Woo Jun-yeong?».

Lo que ha sucedido es lo siguiente: Oh Jun Yeon fue la primera víctima del asesino en serie y adoptó su personalidad, confundiendo a la policía. Esta es la razón por la que Woo Ji Man no lo reconoce cuando es detenido cerca de la casa de Lee Na Mi.

En conclusión, el asesino había estado hablando con la madre de Jun Yeon haciéndose pasar por él. Un final muy retorcido, pero que cuadra con el tono de la película.



Source link