Tres pervertidos intentaron engañar y atraer a un hotel a la joven que afirma ser Madeleine McCann


Tres pervertidos intentaron llevar bajo engaños a un hotel a la joven polaca, Julia Wendell, que afirma ser Madeleine McCann, quien desapareció en Portugal en 2007 cuando tenía cinco años.

Así lo dio a conocer el medio RadarOnline.com, que aseguró que los hombres afirmaban ser amigos de los padres de la niña desparecida hace más de 15 años, para que la chica cayera en una diabólica trampa.

Los pervertidos contactaron a Wendell, de 21 años, cuando publicó su información de correo electrónico en la cuenta de Instagram, @IAmMadeleineMcCann. Dicha cuenta la creó con la intención de demostrar su parecido con la niña desaparecida y pedir una prueba de ADN a sus padres para confirmarlo.

INVESTIGADORA PRIVADA CONTACTÓ A WENDELL

La renombrada investigadora privada, Fia Johansson, rastreó a Wendell en un pequeño pueblo cerca de la frontera alemana para verificar su historia.

Joahansson contó en exclusiva a Radaronline.com que su equipo de investigadores detectó los correos electrónicos sospechosos e instruyó debidamente a la joven para que evitara el contacto.

LEA MÁS: FAMILIA DE MADELEINE MCCANN HABRÍA ACEPTADO PRUEBA DE ADN DE JOVEN POLACA: “SE PARECE, NO HAY DUDA”

“Es muy peligroso para ella hacer cualquier cosa en este momento porque no tiene idea de lo que está haciendo y, al mismo tiempo, su familia no la apoya mucho”, dijo la investigadora.

“Mis investigadores descubrieron que tres pedófilos estaban tratando de atraer a Julia a hoteles diciendo que eran amigos de la familia McCann que intentaban resolver el misterio de Madeleine. Es realmente una situación triste”, señaló.

CASO DE MADELEINE MCCANN

Madeleine tenía solo 5 años cuando desapareció durante un viaje familiar a Portugal. Gerry y Kate McCann, estaban cenando con amigos a pocos metros de distancia cuando ocurrió el secuestro.

A lo largo de los años, el caso de alto perfil ha generado varias acusaciones de personas que afirmaron ser la niña desaparecida. Pero el Instagram de Wendell ha ganado terreno entre los detectives de Internet.

Wendell compartió fotos de marcas únicas similares que creía que tenía en común con McCann, específicamente la misma mancha oscura distintiva en su ojo y una marca de nacimiento en la misma pierna que la niña desaparecida.

Wendell dijo a los investigadores que sus supuestos padres biológicos nunca la amaron y en la casa de sus abuelos vio un retrato familiar del hombre que no solo la violó, sino que tiene un parecido sorprendente con el sospechoso del caso McCann.



Source link