Nuevo terromoto en Turquía y Siria causa seis muertos y desata pánico


Un terremoto de magnitud 6,4 sacudió el lunes 20 de febrero por la noche la provincia meridional turca de Hatay y el norte de Siria, causando la muerte de seis personas y desatando nuevamente el pánico tras el fuerte temblor del 6 de febrero, que dejó casi 45.000 muertos en ambos países. 

La agencia de respuesta a catástrofes AFAD informó de las muertes, así como de casi 300 hospitalizaciones, mientras que en Siria el grupo de ayuda Cascos Blancos indicó que al menos 150 personas habían resultado heridas en la región de Alepo.

El sismo del lunes sacudió la ciudad turca de Defne a las 17H04 GMT y fue sentido con fuerza por los equipos de la AFP en la cercana ciudad de Antakya.

También se sintió en el Líbano y en Chipre.

La agencia turca de gestión de catástrofes indicó en Twitter que un temblor de magnitud 5,8 se produjo tres minutos después, con epicentro en el distrito de Samandag, en la provincia de Hatay.

La agencia registró otros dos temblores de magnitud 5,2 unos 20 minutos después del primero, el lunes.

Entre los fallecidos hay tres personas que quedaron atrapadas haber regresar a sus hogares dañados para recuperar sus pertenencias, precisó AFAD, advirtiendo a la población no volver a casas dañadas.

El martes, la organización anunció el envío de 6.000 tiendas de campaña adicionales a la región para albergar a quienes lo necesiten.

Imágenes de la agencia de noticias DHA mostraron la evacuación de un hospital en Antakya, mientras que la emisora NTV informó de la evacuación de un hospital en la ciudad de Iskenderun.

DHA precisó que los pacientes en una unidad de cuidados intensivos fueron trasladados en ambulancia a hospitales de campaña para continuar su tratamiento.

– La tierra se abría para tragarnos –

El ministro del Interior, Suleyman Soylu, declaró que los equipos de rescate estaban intentando encontrar a personas atrapadas bajo los escombros.

Un periodista de la AFP informó de escenas de pánico en Antakya, donde los nuevos temblores levantaron nubes de polvo en la devastada ciudad.

Las paredes de los edificios gravemente dañados se derrumbaban mientras varias personas, aparentemente heridas, pedían ayuda.

«Estábamos con AFAD, que buscaba los cuerpos de nuestra familia, cuando se produjo el terremoto. Nos agarramos unos a otros y justo delante de nosotros empezaron a caer los muros. Parecía que la tierra se abría para tragarnos», declaró a la AFP Alí Mazlum.

El joven, de 18 años, que vive en Antakya desde hace 12 años, buscaba los cadáveres de su hermana y la familia de ésta, así como el de su cuñado y la familia de él.

La Syrian American Medical Society (SAMS) subrayó que cinco hospitales que apoya en el noroeste de Siria recibieron a varias personas que habían sufrido heridas leves, algunas al caerles encima partes de edificios dañados.

En las zonas de Siria controladas por el gobierno, los hospitales de Alepo también recibieron a residentes presos del pánico, mientras que seis personas resultaron heridas por la caída de escombros, según la agencia estatal de noticias SANA.

El hospital Al Razi de Alepo recibió 47 casos, informaron los medios de comunicación estatales.



Source link