«Se los turnaban los curas», las oscuras revelaciones de red pederasta que sacude a la Iglesia colombiana


Esta semana trascendieron oscuras revelaciones sobre una red pederasta en la Iglesia Católica de Colombia, en donde al menos 38 curas cometieron actos de abuso sexual a menores, de acuerdo a las investigaciones.

Socorro Martínez, exfuncionaria de la Procuraduría, y Olga Cristancho, exfiscal colombiana, fueron llamadas por la Iglesia para una investigación. Las mujeres encontraron una red de abusos sexuales cometidos por curas.

Uno de los casos más polémicos fue el de un joven de 13 años, quien cayó en manos del sacerdote Javier Guillén. Supuestamente, cometió actos crueles con el adolescente y hasta lo obligó a participar en orgías con otros curas.

Al menos 38 curas están vinculados a los abusos sexuales. Foto: cortesía

“Se lo turnaban los curas. Él le decía: lleve ese CD, ese era el santo y seña. Se encontraban con orgías”, explicó Martínez, de acuerdo a Blu Radio.

CURAS OCULTARON LOS CASOS

Martínez y Cristancho fueron llamadas por el monseñor Óscar Urbina Ortega para formar parte de una comisión interdisciplinaria. No obstante, una vez aparecieron detalles de los abusos de los curas, “nadie destapaba nada”.

Tras las revelaciones, la Iglesia Católica pidió perdón y se comprometió a reparar económica y psicológicamente a los afectos. También afirmaron que avanzarán en las investigaciones contra los curas y, si es necesario, irán a la cárcel.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: EL CASO DE SOPHIA: LE NEGARON CUSTODIA A SU PAPÁ POR SER GAY, MURIÓ GOLPEADA Y ABUSADA POR EL ESPOSO DE SU MAMÁ

La Fiscalía General de la Nación está enterada del caso. Foto: cortesía

“Todo esto fue puesto en conocimiento de la Fiscalía y del Nuncio apostólico y no sacaban nada. Hoy salen con el cuento que van a pedir perdón. ¿Perdón para qué?, si no saben cómo están estos muchachos. Muchachos que están vueltos nada”, agregó.

Las dos investigadoras aseguraron que sufren señalamientos por destapar la red de pederastia de los curas. “Ya estamos viviendo como si nosotros estuviéramos siendo las delincuentes”, indicaron.



Source link