Buenas noticias económicas para la Unión Europea: crecerá algo más de lo esperado | El Interés


La economía de la Unión Europea (UE) tendrá en el año 2023 un crecimiento levemente mejor de lo esperado y una inflación en moderación, escapando por poco a un cuadro recesivo, anunció este lunes la Comisión Europea.

En su informe del invierno boreal con las proyecciones para la el desempeño económico del bloque, la Comisión (brazo ejecutivo de la UE) revisó marginalmente al alza su proyección para el desempeño económico de la eurozona este año, a 0,9%.

Esto representa una mejora de 0,6 punto porcentual con relación a su anterior informe.

Para el conjunto de la Unión Europea, incluyendo a los países que no utilizan la moneda común, la Comisión proyectó un crecimiento de 0,8%, mejorando de esa forma en 0,5 punto porcentual la expectativa anunciada en su anterior informe.

«A pesar de golpes adversos excepcionales» la economía europea «deberá escapar por poco de la recesión técnica que se había anticipado para este inicio de año», apuntó la Comisión en una nota.

Simultáneamente, la Comisión rebajó a 5,6% su proyección de inflación en la eurozona para 2023 y consideró que el tope máximo de la tendencia ya fue superado, por la desaceleración registrada en los precios de la energía.

Unión Europea confinamientos selectivos
Si todo continúa como va, 2023 será el mejor año de la década de los 20 para la eurozona. Foto GABRIEL BOUYS / AFP / Archivo

La trayectoria de la inflación (que alcanzó un máximo de 10,6% en octubre pasado) en la zona del euro suma ya tres meses de leves bajas consecutivas, y esa tendencia «sugiere que el tope ya quedó atrás», apuntó la institución en un comunicado.

«La economía de la UE inició el 2023 en una situación más saludable de lo esperado», destacó el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, al presentar el informe.

El escenario «sugiere que la economía de la UE deberá escapar por poco de la recesión técnica que se proyectó en el otoño», agregó el alto funcionario.

Vientos en contra para la Unión Europea

Entre las principales economías de la eurozona, Alemania deberá cerrar el año 2023 con aumento del PIB del 0,2%, con 0,6% en Francia y 0,8% en Italia. España, en tanto, proyecta un sólido crecimiento de 1,4%.

Hace dos semanas, la agencia europea de estadísticas Eurostat, había puesto de manifiesto que la UE alejaba levemente la perspectiva de una recesión que a fines de 2022 parecía inminente.

No obstante, la Comisión apuntó que «los vientos en contra continúan fuertes».

De acuerdo con Gentiloni, «los europeos aún tienen por delante un período difícil» en que el crecimiento podrá desacelerarse, mientras que la inflación cederá su presión solamente en forma gradual.

«Por ello debemos mostrar la misma ambición que en los últimos tres años para enfrentar los desafíos que enfrentamos ahora con respuestas comunes», apuntó.

En su informe, la Comisión de la Unión Europea señaló que empresas y consumidores «siguen enfrentando altos costos de energía y la inflación subyacente (…) aún experimentó alza en enero, en un cuadro que erosiona la capacidad de compra de los hogares.

Además, apuntó la Comisión, mientras persistan las presiones inflacionarias, el ajuste monetario deberá continuar, lastrando de esa forma la actividad empresarial y las inversiones».

Los efectos de ese ajuste monetario «se están haciendo visibles», apuntó Gentiloni.

Los «costos de financiación para hogares y corporaciones han subido bruscamente a lo largo de 2022, mientras que el crecimiento de los préstamos bancarios ha iniciado un fuerte desaceleración», apuntó Gentiloni.



Source link