Dominicana vence a México y avanza a la final


Los Tigres del Licey, de República Dominicana, clasificaron este jueves 9 de febrero a la final de la Serie del Caribe-2023 al vencer 8×3 a los Cañeros de Los Mochis, de México, con solvente apertura del pitcher Esmil Rogers.

El Licey espera en la final del viernes por el ganador del juego que enfrenta a segunda hora a Vaqueros de Montería, de Colombia, y los anfitriones Leones del Caracas, de Venezuela.

Rogers, de 37 años, sumó su segunda victoria en esta edición de la Serie del Caribe, al limitar a la ofensiva mexicana a cinco hits y par de carreras. El exlanzador de Rockies de Colorado, Indios de Cleveland (actuales Guardians), Azulejos de Toronto y Yanquis de Nueva York en el béisbol de las Grandes Ligas propinó tres ponches y regaló tres bases por bolas.

«Todavía no hemos terminado», comentó Rogers en conferencia de prensa. «Estamos aquí y lo que queremos es ganar el campeonato».

El antesalista Kelvin Gutiérrez conectó jonrón de dos carreras en un momento clave.

«No había tenido una ofensiva tan buena como esperaba (en el torneo), pero he venido ajustándome para que el día que llegara el turno importante ayudar al equipo», celebró Gutiérrez.

Luis Barrera se fue de 4-3, con doble, boleto y par de anotadas. Robinson Canó y Mel Rojas Jr duplicaron y también movieron la caja registradora dos veces cada uno para la causa quisqueyana.

Rogers había ganado el pasado sábado en el triunfo de primera ronda del Licey ante los Indios de Mayagüez, de Puerto Rico, y permitió seis hits y dos rayitas en cinco capítulos.

Agresividad

Los dominicanos fueron agresivos desde el inicio en el juego de este jueves en el Forum de La Guaira, ciudad vecina de Caracas, un estadio con vista al mar.

El Licey llenó las bases en el primer inning, pero solo entró una carrera, anotada por Canó con fly de sacrificio de Rojas.

Volvió a la carga en el segundo capítulo, en el que cayó una más: Barreda, que había recibido pasaporte y voló por las bases para alcanzar la antesala con un roletazo de Webster Rivas, cruzó el home con sencillo de Gustavo Núñez.

«Salimos con intensidad con la intención de anotar temprano y meter presión al equipo contrario», analizó el manager José Offerman.

Rogers, mientras, dominaba.

Ponchó a los dos primeros bateadores rivales con seis lanzamientos.

Los bates dominicanos le dieron un colchón importante en la cuarta entrada, con tres rayitas.

Emilio Bonifacio, con dos outs en la pizarra, fletó a Barrera con doble y un error del campocorto Roberto Valenzuela ante una conexión de Canó mantuvo el inning vivo. Los cojines se llenaron y, entonces, el cubano Henry Urrutia disparó un inatrapable que impulsó a Bonifacio y Canó.

Los mexicanos recortaron en ese mismo capítulo con hit productor de Julián Ornelas y un elevado de sacrificio de Jasson Atondo.

Gutiérrez apareció con su jonrón en el séptimo con Rojas en circulación.

México descontó de nuevo con una carrera en el octavo y Dominicana, otra vez, puso distancia con otra en el noveno.



Source link