la historia detrás de Bill, Frank y la canción de Linda Ronstadt


«The Last of Us» mejora con cada nuevo episodio y el recién estrenado, el domingo 29 de enero, ha dejado el listón muy alto y muchas lágrimas en el camino. Es, hasta ahora, el más hermoso y conmovedor que ha transmitido HBO. Usar estas palabras en una adaptación de un juego sobre infectados, no es poca cosa.

En Rotten Tomatoes, el indicador de reseñas para cine y televisión de Estados Unidos, el porcentaje de críticas positivas profesionales del tercer capítulo, Long Long Time, supera el 95%. Ha impactado sobre todo a las generaciones que conocen a la cantante Linda Ronstadt, y específicamente a la canción que le da el nombre a esta entrega. Pero también ha despertado la curiosidad de los más jóvenes.

Según Nick Romano, de Entertainment Weekly, Spotify registró un aumento del 4.900 % en las reproducciones en Estados Unidos de ‘Long Long Time‘ después de estrenarse el episodio.

Long, Long Time‘ es una canción escrita por Gary White y se convirtió en un éxito en 1970. Apareció en el segundo álbum de Linda Ronstadt, Silk Purse. Estuvo 12 semanas en la lista Billboard Hot 100, alcanzando el puesto 25. Un año después, fue nominada a su primer premio Grammy a la Mejor Interpretación Vocal Femenina Contemporánea por este sencillo, de eso hablaremos más adelante. Volvamos a la serie.

Una hermosa historia de amor

El tercer capítulo de «The Last os Us» sorprende porque narra cómo nace y termina una preciosa historia de amor. Mientras muchos espectadores están preguntándose quién es el bueno y el malo, lo que se abre en el medio del caos es un relato sobre la confianza y la necesidad de abrir nuestros corazones hasta en los peores momentos. ¿Cómo se vive un romance en un mundo en el que cualquier persona es una amenaza? Quiero decir, además del hongo que mata a la población, ¿cómo podemos relacionarnos en un entorno tan peligroso?

Los cocreadores de la serie, Craig Mazin (ganador del premio Emmy por Chernobyl ) y Neil Druckmann copresidente de Naughty Dog), se las ingenian para responderlo con una escena alrededor del piano, que une a dos hombres maduros: Bill (Nick Offerman) y Frank (Murray Bartlett). Este último, antes de despedirse después de una rica cena, decide interpretar, torpemente, el éxito de Rostandt. Es interrumpido por el dueño de la casa, quien hace una conmovedora versión. En ese momento, nace la chispa.

Mazin le dijo a IndieWire que sabía que quería estructurar el episodio en torno a un momento musical, “Recuerdo haberle dicho a Neil: ‘No estoy seguro de cuál es la canción, solo sé que tiene que ser una increíblemente triste sobre el anhelo de amor, y nunca obtenerlo y simplemente hacer las paces con el hecho de que tú siempre estarás solo. Pero no puede ser obvia y no puede ser una canción que todos conocemos’”.

Mazin buscó ayuda de un profesional. «Pasé horas y horas y horas. Y finalmente, dije: ‘Sé qué hacer. Voy a enviarle un mensaje de texto a mi amigo Seth Rudetsky, quien es presentador de Sirius XM en Broadway y tiene este conocimiento enciclopédico de toda la música”, dijo Mazin. “Describí lo que necesitaba y en 30 segundos, era ‘Long, Long Time de Linda Ronstadt’. Recordé un poco esa canción. Le di play y dije: ‘Oh, Dios mío. Ahí está.’»

Una historia de amor entre dos hombres maduros puede resultar muy extraño para un espectador, sobre todo para aquel que solo busca acción en una serie de este tipo. Pero Mazin lo tenía muy claro: “La intención era mostrar el arco del compromiso. Estoy en mi año 26 de matrimonio, y el amor de mediana edad es una cosa. Y es algo diferente al amor a los 20 y al nuevo amor. Hay algo que se inicia con el compromiso con el tiempo”, dijo Mazin.

Por eso se esmeró en los detalles: “Era importante para mí mostrar que el romance, por mucho que duró, no duró. Y luego están discutiendo. Y luego está la negociación. Y luego es darte cuenta de lo que la otra persona hace por ti. Y luego está el miedo, y llevar a estos personajes a través de las etapas de la vida como los he estado experimentando y he visto experimentar a los padres de mi esposa y a otros amigos. La idea era destacar los momentos más relevantes de tu vida en los que el amor significa algo diferente. Al final, Neil dijo algo muy inteligente: «Incluso si un personaje no aparece en nuestro programa, en este caso, estos tipos tuvieron un final más feliz que en el juego».

Una canción que salvó a Ronstadt

En sus memorias de 2013, Simple Dreams, Linda Ronstadt escribe que tras su primer disco, Hand Sown.. Home Grown, sintió que «estaba tambaleándose como cantante», pero un encuentro con un joven y su guitarra cambió todo.

En 1969, Ronstadt estaba abriendo espectáculos para Jerry Jeff Walker en el Bitter End de Nueva York. El compositor y guitarrista David Bromberg le pidió, después de un espectáculo, que le acompañara al cercano Café Au Go-Go, donde Gary White estaba tocando la guitarra de respaldo para el cantautor Paul Siebel. “Dijo que White había escrito algunas buenas canciones, y que había una en particular que creía que sería perfecta para mí”, escribe Ronstadt en el Capítulo 3, “Going Solo”, según la web American Song Writer.

“Estaba preparada para estar decepcionada. Pensé que era difícil que alguien supiera lo que buscaba en una canción”, agrega. «Vimos la última parte de su impresionante espectáculo enriquecido con su falsete de vaquero y una canción sobre una chica conmovedora y triste de cierta reputación llamada Louise, y luego fuimos detrás del escenario para conocer a Gary. Ya había empacado su guitarra, así que la sacó de su estuche, se sentó y comenzó a cantar. Le dije a Gary que quería grabarla de inmediato”.

En una entrevista de octubre de 1985 con Esquire, Ronstadt recordó el día de la grabación. «Puedo recordar el día que grabé ‘Long, Long Time’. Eran las 10:30 de la mañana, pero estaba realmente en este tipo de sensación de dolor, porque la música está en estos acordes. Creo que mi fraseo fue horrible”, dijo. “Creo que la destrocé, pero definitivamente está en esos acordes. Y les pasó a los músicos, que son sesionistas cansados. Tan pronto como el violinista y Weldon Myrick, que es el [ejecutor] de la guitarra, comenzaron a tocar esos acordes, se metieron de lleno en eso y se involucraron personalmente».

El productor Elliot Mazer (Neil Young, Gordon Lightfoot) reunió a un grupo de músicos de sesión de Nashville llamado Area Code 615, que también incluía al violinista Buddy Spicher y al bajista Norbert Putnam. “…sonaba como una sección de cuerdas de una orquesta arenosa. Era un sonido inusual para la época, con una calidad emocional conmovedora”, escribe Rostandt en “Simple Dreams”. Y añade: “Aprendí a cantarla mejor. Fue un gran éxito para mí en 1970 y me dio algo de tiempo”.

Ronstadt fue nominada al premio Grammy a la Mejor Interpretación Vocal Femenina Contemporánea, al lado de la ganadora Dionne Warwick (‘I’ll Never Fall in Love Again‘), Bobbie Gentry (‘Fancy‘), Anne Murray (‘Snowbird‘) y Diana Ross (‘Ain’t No Mountain High Enough‘).

En el documental de 2019, «Linda Ronstadt: The Sound of My Voice», dirigido por los cineastas Rob Epstein y Jeffrey Friedman, ‘Long, Long Time‘ es una de las muchas canciones de Ronstadt que ocupan un lugar central.



Source link