Editorial La Patilla: El 2023 será un año diferente



La incomprensible y cruel invasión militar de Rusia a Ucrania cambió el equilibrio geopolítico y la paz mundial. Como en la primera y segunda guerra mundial, toda guerra en Europa tiene implicaciones mundiales. Y ésta no es diferente. Sus impactos son evidentes, entre ellos la inflación energética.

Por otro lado, los masivos paquetes de ayuda que generaron los gobiernos de las economías más grandes como respuesta a la pandemia también tendrán efectos durante todo el año 2023: alta inflación y la posibilidad que las grandes economías del mundo, como EEUU, UE y Japón entren simultáneamente en recesión. Este año, el índice Nasdaq cierra con una caída del 35%, su peor año desde la crisis de los años 2008-2009. Con las tasas de interés al alza, el mercado bursátil mundial en 2023 luce negro. China enfrenta una pesadilla, el país que generó el Covid-19 y que la Organización Mundial de la Salud alabó en su manejo, cierra el año con el virus en plena expansión, sembrando dudas sobre el rumbo de la segunda economía del mundo en 2023.

De la agitación mundial a Venezuela

Culmina el 2022 como el primer año que el país registra crecimiento económico luego de ocho años de decrecimiento económico consecutivos. Según cálculos del Fondo Monetario Internacional el PIB de 2022 creció un 6% respecto al año 2021. Tenemos entonces que el PIB de 2022 es apenas el 26% del PIB del año 2013, año en que Maduro asumió el poder. Esa destrucción económica tan intensa -una caída del PIB del 74% en nueve años- es récord para el país y para el mundo.

Luego de una relativa calma en la economía como producto del levantamiento de las restricciones por la pandemia, los indicadores al cierre resultan muy negativos. El país cierra con una inflación del 289%, la segunda más alta del mundo después de Zimbabue, en cálculos del Dr. Steve Hanke. Reaparece la escasez de gasolina, afectando la movilidad de las personas y de bienes, a pesar que en 2022 se consumieron internamente apenas 64 mil b/d en promedio (300 mil b/d en 2012). Los apagones no cesaron, a pesar del buen año en la hidrología del Caroní, registrándose a noviembre de 2022 más de 200 mil interrupciones eléctricas en todo el territorio nacional. La escasez de agua potable, de transporte público, la pobreza en general y bajísimos salarios seguirán azotando al venezolano en 2023.

Ahora somos menos población por efecto de la migración. Casi siete millones de venezolanos se han ido del país, la gran parte, en edades activas, buscando las oportunidades para progresar que el socialismo localmente les ha negado. El Banco Interamericano de Desarrollo estima que más venezolanos migrarán entre los años 2023 y 2024, en una cifra cercana a los 300 mil anuales.

La Corte Penal Internacional

El 3 de noviembre de 2021 La Corte Penal Internacional anunció que investigará formalmente al régimen de Nicolás Maduro sobre la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela. La decisión representó un paso histórico para Venezuela y el continente, al tratarse de la primera investigación de la CPI en América Latina.

Durante todo el año 2022 el régimen de Maduro buscó impedir el avance de la investigación, hasta que el 1 de noviembre de 2022 el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, informó en un comunicado que solicitó a la Sala de Cuestiones Preliminares I de la institución que le permita reiniciar su investigación sobre presuntos crímenes de lesa humanidad en Venezuela. El documento se presentó luego de que Venezuela pidió a la Corte diferir la indagatoria. Khan insistió en el comunicado que “el aplazamiento solicitado por Venezuela, en esta etapa, no está justificado“.

Esta decisión da esperanza a las víctimas de los graves crímenes que han ocurrido en Venezuela y que llevan años luchando por que se haga justicia. La apertura de una investigación por parte de la Fiscalía de la CPI brinda la posibilidad de que se lleve a cabo un estudio imparcial e independiente en los casos de crímenes de lesa humanidad, que hasta ahora, ha estado fuera del alcance de la mayoría de las personas afectadas por estos delitos en el país.

La libertad de expresión

En este año que se va continuaron los ataques a la libertad de expresión en Venezuela. En la Calificación Mundial de la Libertad de Prensa 2022 de Reporteros Sin Fronteras, Venezuela continuó retrocediendo, ocupando el puesto 159 de 180 países analizados (puesto 148 en 2021). “Cada vez más visibles y virulentos, estos ataques públicos de la clase política fragilizan a la profesión y alientan procedimientos judiciales abusivos, campañas de difamación e intimidaciones -especialmente contra las mujeres- y acoso en Internet contra los periodistas críticos” dijo RSF en su informe

La ONG Foro Penal denunció que en el país hay 274 detenidos a los que considera presos políticos al mes de diciembre de 2022. Del total 261 son hombres y 13 son mujeres. Además, 123 son civiles y 151 militares. Igualmente, detalló que, del total, 120 han sido condenados y 154 aún esperan sentencia de un tribunal.

¿Cómo será el 2023 en Venezuela?

La incertidumbre acerca del futuro genera ansiedad en las personas y organizaciones. Si bien los indicadores sociales y económicos del país continuaron deteriorándose en 2022 hay algunas certezas entre tanta incertidumbre. Hoy sigue en desarrollo una dinámica social hacia la refundación integral de la República y de la alternancia democrática en el poder. Y es una certeza que el anhelo venezolano de libertad, justicia y prosperidad ha demostrado ser persistente y resistente al tiempo.

La segunda certeza es que la democracia es una responsabilidad colectiva. Cualquier intento de rehuir a esa responsabilidad sólo empodera a las tiranías y degrada el respeto a los derechos humanos. Y es una certeza ética: que somos plenamente responsables de las acciones individuales que dirigimos hacia nosotros mismos, pero también sobre las que afectan a los demás.

La tercera certeza es que el futuro no es heredable, por el contrario, citando a Peter Drucker “La mejor forma de predecir el futuro es crearlo”. Y de nuevo la dimensión ética de esa certeza: lo vital que es asumir la responsabilidad y el compromiso en el presente para crear un futuro deseado.

Y bajo esas tres certezas se apoya La Patilla para asumir su compromiso ético de informar verazmente.

Es así como titulamos este editorial, “El 2023 será un año diferente“. Podemos construirlo hacia la democracia plena

¡Manos a la obra!

El equipo de La Patilla

 

 

 





Source link