Un mundo de orquídeas en Canaima


Dentro del bucólico ambiente de Canaima existe una infinidad de fauna y flora. Entre tanta exuberancia destacan, por su vistosidad y exóticas formas, las orquídeas, Flor Nacional de Venezuela por decreto del 23 de mayo de 1951 del entonces presidente de la Junta de Gobierno, Germán Suárez Flamerich.

Las orquídeas habitan la Tierra desde hace más de 100 millones de años. Son plantas que han cautivado a científicos y artistas y cuyo poder de atracción ha sido una estrategia esencial para propagarse por todos los continentes del planeta.

Henrique Graf en faena. Fotos: Fotos: Néstor Hernández y Dilia E. García

Han sido muy exitosas en su proceso evolutivo y los humanos también las hemos llevado con nosotros de un lado a otro para cultivarlas y poder tenerlas en hogares y jardines. Su variedad y singularidad de colores, olores y formas no solo han fascinado a insectos y a otros polinizadores, sino que han dejado marca en nuestra historia desde tiempos remotos.

En el mundo existen unas 25.000 especies de orquídeas, lo que las hace una de las plantas más extensas. En Venezuela, por ejemplo, hay más de 1.400 entre especies e híbridos. Estas son cifras aproximadas porque los científicos constantemente descubren nuevas especies, según las clasificaciones y origen.

Entorno bucólico del Jardín de Orquídeas. Fotos: Néstor Hernández y Dilia E. García

La estructura de una orquídea es básica a pesar de que varían mucho en tamaño, textura y colores. El estudio de las orquídeas es sumamente amplio y complejo. Su cultivo requiere de mucha paciencia y sus particularidades las hacen flores de colección.

Debido a su gran variedad a veces es difícil identificar si la flor que tenemos es una orquídea. Las formas van desde simulación de abejas, estrellas de mar, de arañas o parecidas a otras flores. En cuanto a colores, la gama es muy grande. Las moradas y blancas son las más conocidas, pero también se encuentran rosadas, verdes, amarillas, rojas, moteadas y toda la paleta cromática que ofrece la naturaleza.

Henrique Graf y su pasión por las orquídeas

El reconocido botánico y conservacionista de la flora nacional, Henrique Graf, tiene 70 años dedicado al cultivo y estudio científico de las orquídeas, y por tal motivo el Campamento Canaima, bajo el auspicio de su gerente general, Rafael Oliveros, ha diseñado un Jardín de Orquídeas con las directrices y lineamientos del mismo Graf y su eficiente equipo profesional y de colaboradores.

Henrique Graf nació en Guatemala en 1932. A los siete años viajó a Alemania y luego de la Segunda Guerra Mundial comenzó sus estudios de Jardinería, especializándose en orquídeas y bromelias.

Senderos plenos de bromelias, orquídeas y suculentas. Fotos: Néstor Hernández y Dilia E. García

En 1952 llegó a Venezuela donde comenzó a trabajar en el Jardín Botánico de Caracas junto al suizo August Braun, y se encargó de atender el jardín del arquitecto Carlos Raúl Villanueva.

En 1953 fundó su primer vivero llamado “La Orquídea” y comenzó sus expediciones por toda la geografía venezolana en busca de especies autóctonas. En 1954 viajó a Canaima con el piloto Charlie Baughn, el mismo que voló con Jimmy Angel. Colectó ejemplares de Cattleya lawrenciana y Cattleya violácea.

En Amazonas descubrió dos nuevas especies de bromelias registradas como Puya grafii y Navia Grafii.

Variedad. Fotos: Néstor Hernández y Dilia E. García

Creó el primer laboratorio para la reproducción de orquídeas y creación de nuevos cruces. Hasta la fecha existen más de 620 nuevas orquídeas creadas en su laboratorio y registradas en la Royal Horticultural Society de Londres.

Es miembro vitalicio de la American Orchid Society (AOS), miembro de la Deutsche Orchideen Gesellschaft y presidente de Funcor (Fundación del Cultivo de Orquídeas). Graf ha hecho importantes aportes a la Asociación Venezolana de Orquideología (AVO) y a la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales.

Hoy en día continúa activo en su laboratorio y vivero Plantío La Orquídea en Oripoto, al sureste de Caracas.

Un jardín de orquídeas en el Campamento Canaima

En el Campamento Canaima las orquídeas forman parte del ecosistema, por ello ocupan un lugar protagónico en este parador turístico donde se ha querido que la flor tenga un protagonismo especial.

Por esa razón, la gerencia del campamento encargó un jardín donde se encuentren las especies más importantes, entre ellas figuran las hermosas y exóticas Encyclias, Catasetum, Cycnoches, Epidendrum, Oncidium, Dendrobium, Vandacea, Phalaenopsis, Brassavola, Schomburgkia Mirmecophila, Paphiopedilum Gragmipedium y la Catthleya Violácea llamada Superba del Orinoco.

Henrique Graf y las orquídeas del jardín en el Campamento Canaima. Fotos: Néstor Hernández y Dilia E. García

También hay bromelias como la Tillandsia bulbosa, Tillandsia flexuosa, Pitcairnia ctenophylla, Navia arida; además cactáceas de bosque húmedo como Rhipsalis baccifera, Rhipsalis pachyptera rubra, Wittia amazónica en los arcos y en la zona de la cascada del campamento.

El Jardín de Orquídeas está rodeado por 24 habitaciones totalmente remodeladas con todo el confort del Campamento Canaima. Allí las diferentes especies de esta emblemática flor se desarrollarán adecuadamente, pues el experto botánico Henrique Graf, las eligió de acuerdo a las condiciones de luz, viento y posición para que sean aptas al clima de la zona y lograr así su mejor conservación.

Conservación de las orquídeas. Fotos: Néstor Hernández y Dilia E. García

El equipo de Henrique Graf, que se ha encargado del Jardín de Orquídeas junto a Rafael Oliveros, está integrado por biólogos, botánicos, jardineros paisajistas, fotógrafos y cultivadores, todos expertos en orquídeas, bromelias y suculentas, entre los que se cuentan Matthias Asmuss, Gabriela Keller, Dilia de Rondón, Marcos Rondón, Rodolfo Placencia Franco, José Luis Morales Rodríguez y los eficientes trabajadores de Plantío La Orquídea, quienes han donado gran parte de estas especies.

Hay cuidado para cada flor. Fotos: Néstor Hernández y Dilia E. García

Es importante destacar algunos híbridos creados por Graf como la orquídea C. Roncola Plantío. Grafar; la Nothogenera Ingeara en honor a su esposa; las Grafara y Henriqueara; Lc. Henrique Romero Graf, en honor a su nieto. Rlc. Graf’s Anochecer. Rth. Graf´s Lindura. Rlc. Graf’s Caradura.

Ejemplar violáceo.
Fotos: Néstor Hernández y Dilia E. García

Todas ellas estarán reinando en ese paraíso que se llama Canaima. Con su incansable pasión Henique Graf continúa investigando y creando nuevas flores. A su decir: “Las orquídeas y las mujeres son iguales, cuando crees que las conoces, te sorprenden y te siguen enseñando algo nuevo”.



Source link